PREPAREMOS LA VENIDA


ADVIENTO 2012



Son cuatro semanas de preparación, pronto llegará, y lo mismo que preparamos la llegada de un hijo, hija, padre, madre… que se encuentra lejos y deseamos reencontrarnos con él, así debemos vivir todos los que aún mantenemos la fe que aprendimos de pequeños, la venida de la LUZ que nos ayudara a superar cada día las dificultades que nos encontramos en el camino.

Esa madre que cuenta los minutos que le quedan para poder abrazar a sus hijos que un día tuvieron que emigrar buscando un futuro mejor, ella es la que mejor nos puede explicar qué es esa LUZ.

El padre de familia que cada amanecer se echa a la calle buscando el pan de sus hijos, y que vuelve con las manos vacías, él sí que sabe la importancia de esa LUZ.

El joven que ve pasar su ilusión del saber adquirido durante años, y que sin trabajo no tienen experiencia y sin experiencia no encuentra trabajo, él es el que busca intensamente esa LUZ.

Aquel, que en un momento de desesperación, se echa a la mar sin más equipaje que sus ganas de mejorar y por desagracia ahoga esas ganas en lo más profundo de su travesía, él no podrá alcanzar esa LUZ.

Muchos años en el cuerpo, le hacen estar postrada en la cama, la enfermedad que poco a poco le hace surcos, no le quita la esperanza de volver a ver nuevamente esa LUZ.

En la calle tiene su hogar, pero sabe que hay personas que desinteresadamente le preparan un plato diario, personas que su Fe les hace ser su LUZ.

Inocentes que no conocen la Fe y la encuentran y viven gracias a la sabiduría de todos aquellos que realizan su misión pastoral, ellos le enseñarán el camino de la LUZ.

La inteligencia de los que piensan en paz y le declaran la guerra a la guerra, ellos llevan la LUZ.

No tenemos el mismo color, mismo idioma, mismo país, pero eso no impide que todos seamos LUZ.

Sólo quedan unas semanas, sigamos preparándonos, no dejemos de ver la Luz al final de las mismas, seamos como la vela morada signo de sacrificio, penitencia y vigilia y como la vela blanca signo de alegría porque la Natividad, el triunfo de la luz sobre la oscuridad, está cerca, encendamos nuestro corazón poco a poco como hacemos cada domingo de Adviento con las velas, ellas simbolizan la Luz de Cristo, seamos Luz blanca en Nochebuena y no perdamos la Fe.



Ana Herrador Marín

Adviento 2012

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada