Y al final se armó el Belén













Belén realizado por D.Miguel Ráez instalado en la tienda de Navidad de la Real Archicofradía

Seguro que cuando lean estas líneas, en muchas casas, incluso quizás en la suya propia ya se han instalados por unos días en algún rincón de la casa unos pastores con su rebaño, este año con dos o tres ovejas ya que el rincón es más pequeño y esos otros que se dirigen al portal para llevar en su viejo zurrón un presente, pero por falta de pago del dueño del rebaño solo pueden ofrecer su corazón



“los pastores no son hombres,
que son ángeles del Cielo,
en el Portal de Belén
ellos fueron los primeros.”

Y esa castañera que le falta un brazo pero que le tenemos mucho cariño porque hace años que está y no queremos jubilarla (y si tenemos que cumplir con la ley quizás la pobre tenga que seguir trabajando muchos más años), esos niños que revolotean haciendo de las suyas, el que vende fruta que gracias a Dios el negocio todavía le va bien, el carnicero, que este año ha subido los precios por eso de la crisis, el pobre pescador con su caña en el río, que se pasa todo el tiempo navideño con ella y hasta los peces escasean o están como dice el villancico:

“bebiendo en el río… beben y beben y vuelven a beber mientras la Virgen se está peinando.”
Y tanto beben que al final tenemos que poner papel aluminio para el río.

El transportista con su carro y su borriquito cargado de mercancías que logrará entregar si no se lo tiran por el camino cantando con alegría

“Arre borriquito, vamos a Belén que mañana es fiesta y al otro también.”

El pobre haciendo gachas pasando un frío terrible, mueve que te mueve para que no se peguen y

“con la cuchara en la mano repartiendo a las muchachas.”

Y qué decir de ese panadero con su horno que tiene que escuchar cada año esa letrilla del villancico que dice:

“Y si quieres comprar pan más blanco que la azucena, en el portal de Belén la Virgen es panadera”.

El pobre que tiene que hacer el camino entre la nieve para llevar “su viejo tambor”, pero que seguro sonará bien si es un cofrade de Úbeda

“Cuando Dios le vio tocando ante él le sonrió.”

La vieja con el aguinaldo, María con la bota para poder cantar

“trae la bota María que me voy a ……”

El de la burra cargada de chocolate mientras alguien

“se está remendando, rin, rin, rin, se echa un remiendo
rin, rin, rin y al final se lo quita”

y no sólo eso sino que también se comen el chocolatillo.

Los ratoncillos graciosillos que se dedican a roer los calzones al pobre José (a lo mejor la de antes se lo remienda), el de la zambomba que es un gran músico ya que también

“le da al almirez y a su suegra la murga después
y además canta, ríe y bebe”

Y como no, los campanilleros, que para eso estamos en Andalucía y tenemos alegría, las lavanderas que reclaman mejoras laborales, la Marimorena que

“ande, ande, ande porque es Nochebuena” casi se sale de Belén.

El grupillo de amigos alrededor de la lumbre haciendo unas migas y cantando

“Tú que escuchas mi mensaje, haz en tu casa un altar, deja el odio, ven conmigo, porque llegó la Navidad,”

El posadero y su posada que escucha a José decir:

“En nombre del cielo os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada.”

Y no corren buenos tiempos, falta confianza y solidaridad y por lo tanto el posadero contesta:

“Aquí no es mesón sigan adelante, yo no puedo abrir no sea algún tunante.”

El portal donde

“una estrella se ha perdido y en el cielo no aparece, en el portal se ha metido y en su rostro resplandece.”

Colocamos al buey y la mula para que con su noble condición den calor y ternura en este pequeño pesebre al Niño Dios Redentor.

La Virgen y San José familia pobre y divina, ella madre bendita, él un santo varón que con su gran ternura y amor anuncian a todos los hombres de buena voluntad su gran alegría:

“Alegría, alegría, alegría,
alegría, alegría y placer,
esta noche nace el Niño,
en el Portal de Belén.”

“Espléndida noche
radiante de luz
es la Noche Buena
pues nació Jesús.”


Y todos podamos cantar henchidos de paz y felicidad:

“Dime niño de quién eres todo vestidito de blanco”
“Dime niño de quién eres y si te llamas Jesús.”

Y con cara angelical y risa cascabelera nos dirá:

“Soy de la Virgen María y del Espíritu Santo”
“Soy amor en el pesebre y sufrimiento en la Cruz.”

Y por fin los Reyes Magos caminito de Belén que hoy en día todavía me pregunto cómo se puede ver Holanda desde Belén:

“Olé, olé, Holanda y olé
Holanda, ya se ve, ya se…..”

con sus camellos cargaditos de regalos que cada día que pasa los vamos acercando al portal, ahora por el desierto ahora por encima del puente del río de plata, ahora por la nieve, ahora por el….

Y con esto “se armó el Belén” y ya podemos cantar:

“Venticinco de Diciembre
Fum, fum, fum.”

Sólo me queda decirles como dice la canción:
“Tú que estás lejos de tus amigos,de tu tierra y de tu hogar,y tienes pena, pena en el alma,porque no dejas de pensar.
Tú que esta noche no puedes dejar de recordar,quiero que sepas, que aquí en mi mesa,para ti tengo un lugar.”
Por eso y muchas cosas más,ven a mi casa esta Navidad.

Ana Herrador Marín



La Hermana Mayor y Junta Directiva de la Real Archicofradía de la Virgen de Guadalupe, Patrona de Úbeda, les desea que el Niño Dios les colme de bendiciones y su Luz les guíe a nuestra querida Madre la Chiquitilla.



Feliz Navidad.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada