SALIDA PROCESIONAL DE NTRA. SRA. DE GUADALUPE EN SEVILLA


La Real Archicofradía organiza un viaje a Sevilla el próximo día 7 de noviembre actual con motivo de la Procesión de Ntra. Sra. de Guadalupe de Sevilla al cumplirse el XLV Aniversario fundacional. Todas las personas interesadas en acompañar a Ntra. Sra. de Guadalupe por la calles de Sevilla pueden asistir poniéndose en contacto con el tlf. 682134315 (Miguel Raez Hermano Mayor de la Real Archicofradía). El precio del viaje es de 15€






PROCESIÓN DE NTRA. SRA. DE GUADALUPE

(Iglesia de la Misericordia)

Sábado, 7 de noviembre de 2015, 18:30 h.
           

La imagen de Nª. Sª. de Guadalupe, vuelve a salir en procesión, tras cinco años sin hacerlo, ya que la última vez fue en el año 2010, con motivo de cumplirse el XLV Aniversario fundacional.
Aunque en el último proyecto de Reglas aprobado por Decreto del Arzobispado en  Sevilla  a  21  de  Septiembre de 1995, se contempla la Salida Procesional de la Titular,  todos  los  años  en  el mes de octubre, ésta, no se realiza de forma anual sino quinquenal. Este año, dada la asistencia a los actos de peregrinaciones de Úbeda, Madrid Barcelona y Santa Eulalia, pertenecientes a las Hermandades con la advocación de Guadalupe, residentes en estos lugares y aprovechando que se cumplen cinco años desde la última, la Virgen volverá a procesionar por las calles de la ciudad.
            La solemne procesión partirá desde la Iglesia de la Misericordia, a las 18:30 h. recorriendo las calles de la feligresía, con el siguiente itinerario: Plaza de Zurbarán, Misericordia, Plaza del Pozo Santo, Jerónimo Hernández, Santa Ángela de la Cruz, Imagen, San Pedro, Doña María Coronel, Dueñas, Plaza de San Juan de la Palma, Viriato, Amparo, Plaza del Pozo Santo, Misericordia y Plaza de Zurbarán, estando prevista la entrada para las 22:20 horas.
            Con respecto al exorno floral, el paso lucirá flores blancas.
            La imagen de la Virgen de Guadalupe es una talla de madera policromada, esculpida en 1969 por el escultor ubetense Ramón Cuadra, réplica exacta a la existente en Úbeda, que es de estilo gótico del s. XIV. Se trata de una talla sedente con el niño en su regazo, al que en siglos posteriores se le aplican vestiduras; así como las preseas y atributos de reina: corona, ráfaga y medialuna, que es como la contemplamos en la actualidad.
            Destacar igualmente, que la Virgen lucirá el manto de terciopelo rojo bordado en 1929 por Ángela Eurile, en el que figura el escudo de la ciudad de Úbeda, propiedad de la Hermandad Matriz.
            El orden del Cortejo será el siguiente: Cruz Alzada, acompañada de ciriales; seguida de representaciones de Hermandades invitadas,  entre  las  que destacan Hermandades de penitencia de Úbeda; Hermandades de Sevilla invitadas; Hermandades de la Virgen de Guadalupe de Úbeda, Madrid, Barcelona y Santa Eulalia; Simpecado y faroles; tramo de hermanos con cirio; cerrando el estandarte de la Hermandad acompañado de la Junta de Gobierno; antepresidencia y presidencia con los Hermanos Mayores y Autoridades invitadas, tras el paso se situará el preste y tras él, la Banda Municipal de la Puebla del Río.
            El paso de la Virgen será portado por hermanos costaleros al mando de los capataces: José García Monge y Francisco Loza Bernal.
            La Virgen hará estación en los conventos del Pozo Santo, Santa Ángela de la Cruz y Espíritu Santo; y será recibida por las Hermandades de la feligresía, por lo que se recomienda presenciar la procesión ante estas sedes.
            Como datos históricos, en primer lugar, hacemos referencia a la leyenda de la aparición, que cuenta como un boyero del Gavellar —lugar cercano a Úbeda y actual sede del Santuario— mientras caminaba hacia sus labores de labranza vio brillar en torno a unas junqueras que limitaban un arroyuelo, un objeto de cuarta y media de altura; el pastor arrodillándose ante el objeto sobrenatural, encontró una Imagen de la Virgen de escasas dimensiones, que al parecer iba adornada por una ráfaga de luz, era el 7 de septiembre de 1381 cuando Juan Martínez, estrechó sobre su pecho a la Señora y Úbeda la recibió como divino regalo.
            Sobre el nombre y advocación existen distintas versiones, hay quienes la llaman María del Gavellar, mientras otros la conocen por María de Guadalupe. Los primeros asocian el nombre al hecho de aparecerse en una gavilla de trigo, y los otros, por el parecido a la Virgen existente en Cáceres, aunque el pueblo llano justifica esta segunda advocación, al nombre de la esposa del boyero que la encontró.
            A principios del siglo XV, no cabe duda que a la imagen se la conocía ya, en Úbeda como Guadalupe, la otra advocación  "del Gavellar", no tuvo al principio respaldo histórico, ya que no existían documentos que lo acreditasen, se necesitaba una cita donde constara que la imagen era conocida en antaño como Virgen del Gavellar. Por fin, el 21 de noviembre de 1640,  ante el escribano Ventura de Medina, el Viejo, una devota de la Patrona de Úbeda otorga testamento cerrado, y manifiesta en sus demandas: «... que se le diera a la Virgen del Guadalupe, llamada del Gavellar, seis fanegas de trigo y seis de cebada de su cosecha....», así pues, se esclarecía por escrito la supuesta advocación.
            Con respecto al patronazgo de la Virgen, hay un supuesto antecedente que hace Patrona a la Virgen en el año mil seiscientos cincuenta y uno, pero documentalmente se mantiene que fue antes, ocurriendo el hecho en mil seiscientos quince. Por consiguiente, este fue el año que subió la Virgen de Guadalupe a calidad de Patrona de Úbeda.
            Con el fin de conservar, entre los ubetenses residentes en Sevilla, la devoción a su Patrona, se funda esta Hermandad para así rendir culto a la Virgen María bajo la advocación de Guadalupe. La  idea  surge  en  1969, cuando un grupo de ubetenses afincados en Sevilla, deciden encargar una imagen, réplica exacta a la existente en Úbeda, la cual llega a Sevilla a finales del mes de mayo de 1970, el día 31 de dicho mes, siendo bendecida en la Iglesia de San Antonio Abad.  El acto de bendición estuvo presidido por  D.  Diego García Hidalgo, Párroco de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda y concelebrado por el Director Espiritual de la Hermandad del Silencio. Asisten corporativamente las Hermandades de Úbeda y Madrid. A partir de ese momento, la principal meta es ser reconocidos oficialmente como Hermandad por lo que se comienza un primer proyecto de Reglas. Paralelamente, la Hermandad deja San Antonio Abad y busca otro Templo donde dar culto a la imagen de la Virgen. Gracias al entonces vicerrector del Colegio Escolapio y hasta su fallecimiento, Director Espiritual de la Hermandad, D. Juan Palacín de Haro, nos acogen en la Iglesia de los Terceros, el día 9 de diciembre de 1971, estando allí casi dos años; ya que en noviembre de 1973, se gestiona la posibilidad de trasladarse a otra Iglesia, donde la Hermandad pudiera establecerse definitivamente, se elige la Iglesia de la Misericordia, para lo cual se solicita al Gobierno Civil que nos conceda un altar en dicha Iglesia, donde establecer el culto definitivo bajo las directrices y normas de la Autoridad Eclesiástica.  El  9  de  Enero  de 1974 la Junta Provincial de Asistencia Social del Gobierno Civil de Sevilla, propietaria del edificio en ese momento, nos concede establecernos en la Iglesia de la Misericordia, tras esto, el Sr. Cardenal Arzobispo de Sevilla, Dr. D. José María Bueno Monreal, da su Autorización y Licencia para el traslado oficial de la imagen desde los Terceros a la Iglesia de la Misericordia, sita en la Plaza de Zurbarán de esta ciudad. El día 20 de mayo de 1975, llega la imagen a la mencionada Iglesia, para permanecer en el altar que ocupó la Hermandad de la Cena,  y  que  ésta  cedió a nuestra Corporación, renunciando a todos sus derechos. Actualmente la Hermandad celebra en honor de su Titular, Misa de Hermandad los últimos domingos de cada mes y diversos cultos de Regla entre los que destacan el Triduo, la Procesión —cada cinco años— y la Función Principal de Instituto en el mes de octubre.

                                                                                                                     
                                                                                              Sevilla, octubre 2015.

            




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada